DIEGO RODRÍGUEZ en CASA DECOR


Con Diego Rodríguez no ha tenido cabida un guión estructurado. Cada respuesta se convertía en sí misma en una historia porque detrás del hombre  sobrio y tímido, se esconde una persona intensa donde la pasión amanece en forma de conversación. Esto no ha sido una entrevista. Pronto se ha convertido en una charla animada y rica en anécdotas entre dos hablando de lo que más nos gusta. La arquitectura. Aunque interiorista, se quedó a un paso de ser arquitecto. Sigue siendo su asignatura pendiente, pero también fue diseñador de moda y modelo. ¡Qué lástima no haber encontrado nada al respecto en youtube!

¿Qué se puede decir de alguien que a la pregunta de quién es la mujer más deseable responde Angelina Jolie y Brad Pitt, la pareja en su conjunto? Los pone de ejemplo no por su belleza que es indudable sino por su expresividad y su naturalidad. Eso, según sus palabras es lo que les hace deseables. No se parecen a nadie.

En el video no cabe toda la charla pero Diego Rodríguez nos cuenta cómo empieza a concebir el espacio con lo que tiene en sí mismo la antigua sala del despacho del Decano del Colegio de arquitectos. Mantuvo los paneles de waserí algo envejecidos y los ha dado un tratamiento contemporáneo a través del micro cemento. Nos cuenta que se inspiró en los interiores de las casas de Francia después de la segunda guerra mundial donde. A falta de medios, parcheaban los paramentos recurriendo al rozado de cal. De este modo, las familias con cierto gusto conseguían dar dignidad a los interiores de sus viviendas a través de la expresividad de los numerosos acabados que conseguían con la aplicación de este material tan elemental. Diego nos explica que mezclando esta idea con lo industrial de Nueva York termina cerrando la concepción del espacio para CASA DECOR.

Virginia del Barco charlando con Diego Rodríguez.

Virginia del Barco charlando con Diego Rodríguez.

Por otro lado, en esta ocasión Diego ha querido diseñar cada rincón, cada mueble porque en CASA DECOR, dice, debemos dar lo mejor de nosotros mismos. Excepto la lámpara de VIBIA y dos mesitas, el resto ha salido de su lápiz. Dice que en “LA CASA” tenemos que ir más allá y no sólo vestir espacios con muebles de firmas. De aquí salen la mesa larguísima y exquisita del centro, las amplias librerías y el objeto más comentado, el mueble, que encierra el hogar, de chapa de hierro tratado donde ha actuado como un ” obrerete”. Le gusta utilizar esta palabra porque se considera un obrero. Le encanta la obra. De ella y sus oficios lo aprende todo y si le preguntas cómo se ha solucionado un detalle no hay escape ni engaño. Lo controla todo, los herrajes, las uniones, el color del acabado. Escrupuloso y exigente, yo diría hasta el paroxismo.

Más personalmente, cuando le hemos preguntado por un vicio, nos contesta que la música. Yo le interfiero diciendo que la música no es un vicio. Pero al decirnos que cuando de joven compraba vinilos, lo hacía de dos en dos, uno para escucharlo y el otro para guardarlo para la eternidad y sin ni siquiera quitar la funda, entonces me tengo que callar. A muchos de los muebles que ha diseñado los ha bautizado con nombres de músicos como la butaca Sinatra. Yo empiezo a darme cuenta de que estoy delante de ese tipo de hombres que han tenido éxito no solo por su talento si no por su peculiar personalidad. No para de trabajar pero cuando le preguntamos por un defecto nos dice que el no abarcar todo lo que puede. Eso le pone nervioso. Quiere ser aún más creativo y nunca es suficiente. Nos habla como un adolescente que pretende comerse el mundo.

Diego Rodríguez en un momento de la entrevista con los paneles de microcemento al fondo.

Diego Rodríguez en un momento de la entrevista con los paneles de microcemento al fondo.

Hemos hablado de mucho más. De cómo empezó de niño decorando los escaparates de los negocios de su familia, de cómo ninguno de los cinco hermanos se dedicó a la medicina, como anhelaba su padre, de la ropa de mujer que la define como arquitectura blanda, de las diferencias entre interiorista, decorador, estilista y ambientador de espacios, de como el arquitecto y el decorador deben ir más de la mano de lo que a veces queremos creer, del maravilloso movimiento del interiorismo ART DECO, de la falta de vanidad de la gente joven, de cómo ZARA ha recuperado los escaparates como obras de arte, de cosas hermosas, del día, de la luz, del amanecer,…

 

Virginia del Barco.

Arquitecto.

Casa Decor. Abierto hasta el 22 de Junio. Calle Barquillo 12, Madrid. de 11.00 a 21:00 horas. En nuestra página de Facebook (ideoarquitectura) puedes descargarte una entrada con 5 euros de descuento. Precio en taquilla: 12 euros.

Os mantendremos informados durante todo el mes de lo que va pasando en Casa Decor con entrevistas y reportajes de los espacios. Todo ello se hará posible gracias a la colaboración de:

malpaso ediciones

relojes qlocktwo

mosaicos emozzioni

pasteles en mi jardín

grupo modular

restaurante Rita&Champagne

mosaicos Hisbalit

disenycoor obras

grupo marva

7 cuerdas films

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: